Dime qué negocio tienes y te diré qué tipo de página web necesitas

Los tiempos han cambiado mucho, y en muy poco tiempo, a causa del desarrollo de las nuevas tecnologías. Esto se refleja en las empresas, que deben ir cambiando y renovándose al mismo ritmo que los avances tecnológicos. Hace algo más de una década, todas las empresas serias y profesionales debían aparecer en las “páginas amarillas”. En la actualidad, si un negocio no aparece en internet, es como si no existiese. Por ello es necesario disponer del tipo de página web adecuado.

Estudiando el tipo de página web indóneo

Se pueden crear miles de tipo de página web, con estéticas y formas distintas, pero cada empresa tiene que tener la que la identifica. Lo más adecuado es poder disponer de una pagina adaptada a las necesidades de cada negocio. ¿Pensabas que todas las webs eran iguales? Nada de eso, más bien todo lo contrario. Si realmente buscamos una web que sea efectiva, debemos tener un diseño personalizado para alcanzar los objetivos que la empresa se ha marcado. Además de tener en cuenta factores como el sector en el que se encuadra, su público objetivo o la estrategia de marketing planificada, entre otros.  

¿Qué tipo de web necesita nuestro negocio? Estas son algunas opciones. 

Páginas web estáticas

En este tipo de página web podemos clasificar dos versiones:

One page site

La principal característica de este tipo de webs es que están formadas por una sola página en la que se recogen los contenidos más importantes de la marca. Cumplen la función de presentar, a grandes rasgos, el negocio al público.  El objetivo es la construcción de la marca. Son sencillas y por tanto, muy económicas. Es una buena solución cuando se busca conseguir una rápida visibilidad y que los usuarios nos encuentren, a través de una comunicación clara y concisa. Este tipo de webs son muy fáciles de mantener y resultan muy atractivas. Sin embargo, también son más difíciles de optimizar, a causa de su escaso contenido. 

Landing Page

Las landing page está diseñadas como una one page site, pero están destinadas a objetivos más concretos. Por una parte, se buscan conversiones, ya sea una suscripción, el envío de un formulario o una venta. Por otro lado, también se utilizan como fines promocionales, de la marca  o de algún producto específico. El diseño suele ser simple y solamente se incluye un breve resumen del servicio o el producto, una llamada a la acción y un formulario de contacto. 

Páginas web dinámicas

Son más completas y funcionales y se caracterizan por contar con un gestor de contenidos para poder actualizar la información sin tener que variar la programación web. Dentro de este tipo existen también varias opciones:

Microsite

Una microsite puede estar compuesta de varias páginas HTML con su propio menú, estructura de navegación y contenido. A diferencia de las webs estáticas convencionales en las que se hace una presentación general de la empresa, la microsite está ideada para proporcionar un producto o servicio concreto, durante el periodo de tiempo que creamos conveniente. Por ejemplo, podemos publicar el lanzamiento de un nuevo producto o impulsar inscripciones a un curso o dar publicidad a un evento. Otra opción de uso del microsite es que permite utilizar páginas para ampliar información detallada de algún producto u oferta más complejos. 

Web autogestionable

Es una gran opción para negocios que necesitan mantener una actualización constante de sus contenidos y su comunicación con los usuarios. Por lo general, está compuesta de dos tipos de páginas: fijas y de noticias. El tipo de página web fija permanece anclada en el menú y está destinada a ofrecer la información atemporal de la empresa. Como los datos de contacto, la historia de la marca, los servicios, etc. Las de noticias se suelen colocar a la derecha de la pantalla y son dinámicas, de forma que a medida que se publican novedades, las anteriores se van archivando. 

Tienda Online

Este tipo de página web sirve de escaparate para presentar todo el catálogo de productos que se ofrecen a los consumidores.  El diseño de una tienda online tiene que ser limpio y atractivo. Hay que tener en mente que el cliente no puede tocar los productos, por lo que tenemos que ofrecerle una presentación que proporcione una experiencia similar.  Es fundamental cuidar mucho la distribución de los elementos, la clasificación en categorías y la descripción de los productos. Además, la web tiene que incluir opciones para el control del inventario, listados de clientes y proveedores, o la gestión de pagos, devoluciones y reembolsos. 

En Websalia creamos todo tipo de webs para todo tipo de negocio. Utilizamos gestores de contenido como WordPress y WooCommerce. Una de las mayores ventajas de estas herramientas, es que sus paneles de administración son sencillos de usar, lo que facilita mucho que el cliente pueda gestionar y actualizar su propia web de forma autónoma, sin necesidad de tener conocimientos de programación.

Contáctanos y estudiaremos tu proyecto para poder hacerte la mejor propuesta.